CYBER BLONDE WEEK HASTA 70% OFF DEJANOS TU COMENTARIO, TU OPINIÓN NOS IMPORTA

VERANO 2020 EN URUGUAY

VERANO 2020 EN URUGUAY
Desde mediados de diciembre empiezan a llagar turistas de todos lados del mundo al Este de Uruguay, y es cuando mi país se pone más divertido que nunca. Si muchos uruguayos suelen veranear en las costas de Canelones o Rocha, la mayor parte de la acción por lo general se encuentra en Punta del Este, La Barra, Manantiales y José Ignacio.
Durante la alta temporada hay despliegue de eventos, ofertas gastronómicas, fiestas, de día, de noche, visita de artistas internacionales de todo tipo, moda, compras, playa, en fin...todo. El este de Uruguay se está convirtiendo en una mezcla entre Ibiza, St. Tropez y Jamaica muy interesante, que vale la pena prestarle atención porque es un fenómeno en auge.
Mientras algunos se quejan de la mala temporada, a otros no les importa; con mesas en fiestas de usd 20.000 y botellas de champagne francés de usd 9000, Punta del Este ya no es para la clase media, y más bien aquí veranean los ricos y poderosos del mundo.
Los que verdaderamente tienen dinero no escatiman y vienen a mostrar todo su poderío a nuestra humilde pero rica patria. La temporada la empecé en diciembre con el Lanzamiento de Magma en José Ignacio, y el concierto de Bajofondo.
A los pocos días fui invitada al lanzamiento de temporada de Pandora, que hizo más de 7 eventos en 10 días y tenía un local en Manantiales puramente para exposición, nada de venta.
No era primero de enero y yo ya estaba agotada, el 30/12 fuimos a la fiesta brasilera Head Kandi Punta en playa Vik de José Ignacio a las 19.00hs. Gran despliegue de looks, catering impecable de La Susana y baile fuerte marcaron la opulencia que se venía en el verano.
El día 2/1 fui invitada por la marca Lacoste a la fiesta del Dj argentino Hernán Cattaneo en La Susana, y en este caso el público predominante fue de argentinos, hubo muy pocos uruguayos que obviamente nos conocíamos todos. Hablamos de entradas de precios que rondan los usd 200 para arriba. Algunas son open bar, y otras solamente incluyen el acceso al lugar. El 3/1 Lacoste hizo una cena en el parador de playa de Montoya, con un catering increíble del lugar y una tranquila cena entre amigos.
El 5 de enero la cita se dió en Laguna Escondida en José Ignacio de la mano de la cerveza Peroni. Con una vista increible y un atardecer caluroso y maravilloso, esperamos la caída del sol junto a la laguna. El catering era de Marian Caviglia y la música de Cam Gadola. En este caso los invitados eran uruguayos y paraguayos mayoritariamente.
El día 6/1 hice una rápida escapada el Hipódromo de Maroñas a presenciar la carrera de caballos más famosa de Uruguay, el premio Ramirez. Con un vestido de la argentina Anushka Elliot, y un sombrero de la misma firma, tuve una tarde de suerte, ya que aposté al caballo "Ajuste fiscal" y gané ¡!!!!!
Después de tanto festín decidí descansar un par de días en José Ignacio y me dediqué a hacer playa y piscina de forma intermitente para recuperar el aliento perdido la primera semana de enero. Además aproveché para ir a comer al mostrador de Santa Teresita que es una delicia, y al parador La Huella, que tiene el mejor volcán de chocolate del lugar.
También se me dió por ir a la Isla Gorriti con amigos, un paseo obligado de quienes están en el Este. Agua hermosa y buena onda, recomiendo y pasar el día y armar un picnic y en los bosques desiertos si es que fueron en transporte público.
El día de 10/1 empecé la tarde en un sunset privado en la playa Bikini del empresario Diego Pozzi , con catering de Marian Caviglia y DJ Mateo Milburn. Luego me dirigí a una fiesta internacional de una cerveza asiática en el parador de la Susana.
Para "terminar" la temporada fui a almorzar al restaurante de playa Bagatelle, donde se armar fiestas literalmente descontroladas. Si estás buscando comer en un lugar tranquilo olvidate de este, porque con cada botella de champagne que se pide, los mozos vienen con un disfraz diferente, y en general se termina la jornada con un ostentoso "champagne shower". 
Intenso y diverso, si están buscando un verano movido, les recomiendo que se pasen por mi país en enero, pero eso si, no se vayan a olvidar de la tarjeta de crédito.